FIESTA DE BLANCO

Y la mejor manera de comenzar el verano… ¡haciendo una barbacoa en Mial Salud!
Decoramos el jardín con cadenetas, farolillos… y nos vestimos todos de blanco para festejar este día.
Comenzamos animándonos a participar en varios juegos con música, pompones, paracaídas, pelotas, etc.
Varios residentes se animaron a bailar y a contar chistes de manera espontánea.
Pasamos un rato muy divertido y a la vez nos sirvió para abrir el apetito y saborear una deliciosa barbacoa y refrescarnos con un riquísimo gazpacho y sangría.

FIESTA DE SAN JUAN

Hicimos por primera vez en Mial Salud una hoguera cargadita de deseos, donde cada uno de los residentes pudo echar a la hoguera su deseo.
Después, aprovechamos ya que estábamos todos juntos y celebramos los cumpleaños de aquellos residentes que nacieron en el mes de junio, les cantamos el cumpleaños feliz, comimos una deliciosa tarta y cerramos esta fiesta con unos bailes.

 

Please specify the correct carousel name

EXPOSICIÓN DE LOS TRABAJOS DE LABORTERAPIA

La última semana de junio se expusieron los trabajos realizados por los residentes que acuden a la actividad de laborterapia, a la que asisten dos días a la semana. Podéis visitarlo en la capilla y comprobar la maña que tienen nuestros artistas.

Realizaron peces con platos de papel, objetos de decoración hechos con cartón, imanes con goma eva, marcos con forma de ovejas con bastoncillos, decoración de abanicos de papel, marcos de fotos y llaveros de madera.

 

UN HOMENAJE TAURINO A NUESTROS MAYORES

Por Antolín Castro

16 de mayo, como aquél otro 16 de mayo pero de 1920. Algunos de los presentes en el homenaje de hoy, año 2013, ya habían nacido en aquella fecha. Hoy se cumplían 93 años de la trágica cogida y muerte de Joselito ‘El Gallo’ en Talavera de la Reina. No cabía mejor homenaje a quienes al menos fueron contemporáneos, durante un tiempo, de aquél torero que marcó el camino del siglo XX en el toreo.

Ahora en el siglo XXI, en un lugar impensable, inusual e inédito, hemos hecho algo en su recuerdo, al tiempo que un poco de justicia para el conjunto de nuestros mayores. Nada les dije a ellos de la fecha, de la efemérides, no procedía; la muerte no se nombra en los patios de cuadrillas… ni en las residencias de ancianos.

Y les hicimos el homenaje que merecen nuestros mayores. Si ya no van a las plazas de toros, les llevamos el toreo a su hogar. Ellos fueron quieren trasladaron la afición a sus hijos y nietos, ellos nos legaron, nos dejaron en herencia lo que hoy mantenemos de nuestra Fiesta. Les debemos, cuando menos esa gratitud. Sin los eslabones de esa cadena no hubiéramos sido aficionados nosotros.

Además, y por si fuera poco lo dicho, con sus dineros, con la compra de localidades cuando acudían a las plazas, ayudaron a sostener el espectáculo. Muchos de los toreros que gozan de fincas, coches y otros placeres se lo deben directamente a su esfuerzo por mantener la fiesta que amaban. De ahí que mi pensamiento fuera el que pudieran devolverles algo, siquiera un día de toreo y en la comodidad de la que es ahora su casa.

Así surgió la idea, que se hizo realidad muy pronto. El maestro Juan Mora, de inmediato aceptó la invitación para dar una Clase Magistral en tan original ruedo. Torero por edad y concepto ideal para tal Clase. Por si fuera poco, era el torero que escribió la página más bella en Las Ventas de los años recientes y ahora que estábamos en San Isidro, y sin él en los carteles, una oportunidad para unos cuantos privilegiados de poder ver sus formas toreras.

Al maestro le acompañaron en esta mañana maravillosa, el matador de toros Enrique Martínez ‘Chapurra’, con poca fortuna en los despachos, pero sobresaliente de lujo en tantísimas tardes. La oportunidad se la dimos también a una joven promesa, el novillero Pablo Atienza, enseñado, y de qué manera, en la escuela por el maestro Sánchez Puerto. Con este cartel no podía fallar nada y nada falló.

Pablo mostró a tan especiales espectadores, una a una, todas las suertes posibles con el capote, para que Enrique después nos mostrara todos los pases posibles con la muleta en la mano. Todo fue celebrado con oles y ovaciones por tan especiales aficionados.
 

 

Tras de ello y la proyección de unas imágenes de Juan Mora, llegó el momento más emotivo y esperado. Ni siquiera sabían que tras ver sus imágenes toreando en Las Ventas, aparecería de paisano para torear para ellos en directo, la magia -el toreo es eso, magia- lo permitió. Una ovación acompañó la entrada, el paseíllo, del torero. Unas breves palabras de presentación y al toro. Obligado es mencionar a José Merchán, aficionado práctico, que le hizo un ‘toro’ de bandera.

Juan nos deleitó con el capote como solo él sabe hacerlo y tras el brindis emotivo a la concurrencia, forjó una faena digna de cualquier plaza de primera. Y no fue una faena cualquiera, estuvo llena de torería y sentimiento, hasta el punto de despojarse de la chaqueta para sentir más de cerca su propia esencia torera. A su manera, tras la salida de un pase de pecho, montó la espada y cerró la faena como en él es habitual, sin pérdidas de tiempo.

Para cuando Juan Mora cogió los trastos ya estaban allí las cámaras de Canal Plus, quienes darán cuenta a su audiencia del reportaje grabado, de lo muy especial del mismo. Tan especial que conjugó lo taurino y lo humano.

A mi me cupo el honor de organizar, dirigir y amenizar las clases de la mañana, todo el extraordinario evento. Qué menos hacer por quienes nos lo dieron todo a nosotros y hubo momentos, lo confieso, en que se nublaba la vista. Cuando el mercantilismo inunda la fiesta, fuimos capaces de despojarlo de él para vivir solamente su propia belleza e intensidad.

Como nota adicional, podemos decir que las asistencias sanitarias no necesitaron intervenir en los abarrotados tendidos durante la hora y media de espectáculo. En ese tiempo nada les dolió a nuestros queridos mayores.

Vaya nuestro agradecimiento, finalmente, a la Residencia Mial Salud de Torrelodones, con su dirección al frente  y a todo su personal, por el interés mostrado y las facilidades que nos han prestado para la realización del acto y la elaboración del presente reportaje, muchas de cuyas fotografías fueron hechas por su gente

LAS FALLAS

Please specify the correct carousel name

Bienvenidos a la primera celebración de las fallas en Mial Salud. Hace 15 días pasamos una mañana estupenda festejando el día de Andalucía, hablando de sus costumbres, artistas, monumentos…y con nuestros invitados de honor “Rumbo y Tronio”. Y hoy nos trasladamos a Valencia y nos adelantamos siendo los primeros en celebrar la fallas.

 

Comenzaremos leyendo la historia de las fallas y los acontecimientos que se realizan , los trajes típicos y por supuesto los ninots. Damos paso a leer la historia.

Hemos encontrado un poema de Antonio Machado que habla de este mes y de Valencia, y esperamos que os guste.

Y ahora damos paso a lo más significativo de esta fiesta que es el ninot. Es este muñeco de nieve hecho de poliespan, la forma la ha realizado Goyo, este hombre que tanto conocéis porque arregla todo y no hay nada que se le resiste, y desde aquí le damos un fuerte aplauso. Y todos los adornos que lleva el muñeco han sido elaborados por vosotros.

Se nos ocurrió la idea de hacer un muñeco de nieve, ya que al quemarlo nos despediríamos del invierno y como todos sabéis acaba la semana que viene. Añadir que como este invierno ha sido tan frío, tan largo y con tantas nevadas que tenemos ganas de despedirlo.

Y ahora os animamos a que os fotografiéis con el ninot para tener un recuerdo de este día.

Como ha tenido tanto éxito vuestro ninot y ha gustado tanto, finalmente no lo vamos a quemar, ya que va a ser el ninot indultado de este año.

¿¿ ninot indultado mural??

Y para terminar vamos a saborear un aperitivo típico de Valencia, ¿qué puede ser?….PAELLA, y para acompañar una bebida típica también de esta ciudad, ¿qué será?…HORCHATA.

Damos paso a la paella, para hacernos unas fotos todos juntos. Qué buena pinta tiene!!! Desde aquí agradecemos a vuestra cocinera por las comidas que os prepara todos los días.

Vamos a brindar todos juntos por las fallas, por muchas fiestas más que nos quedan por celebrar y por lo bien que lo pasamos en todas ellas.

Mientras repartimos la paella, escucharemos un repertorio de canciones sobre Valencia que seguro habéis escuchado alguna vez.

Esperamos que os haya gustado, volver a veros en la siguiente fiesta y que sigáis con la misma ilusión. Gracias a todos.